miércoles, 5 de noviembre de 2014

El desafío de los 30 días - Día 4 (2 Días después)


4 – ¿Qué consejo le darías a un máster que fuese a dirigir su primera partida?

Hay muchos consejos ahí fuera. Hay gente que lo ha hecho muy bién y hasta te enseñan a dirigir una partida desde 0. Yo daré sólo tres consejos. Tres pilares básicos:

Leete el manual. 
Los manuales son nuestros amigos, cuanto más leas el manual, más entenderás las premisas del mismo y mejor conocerás el sistema y el mundo que implican. Un buen manual, además traerá consejos para que dirijas ése juego y traerá una o dos aventuras. Los mejores manuales traen una campaña o un esbozo de campaña, para minimizar tu trabajo. Hay manuales muy bien escritos que son muy fáciles de llevar. Pregunta cuáles son éstos manuales, investiga, hasta que encuentres el juego que mejor se adapta a ti. 

Crea un entorno con las piezas que te ha dado el manual.
Si un manual no te ha esbozado una campaña, haz una campaña. Hacer una campaña es una obra magna. Los manuales suelen darte pistas para que hagas tu propia campaña. Algunos tienen una metatrama en la que englobar a tus personajes, otros tienen unas pautas para crear partidas. Tu estilo y el de tus amigos debe primar. Habla con ellos antes de empezar a construir y luego construye.  Si el manual incluye ciertos "lugares comunes" (lo que en literatura se llama tropos; tienes la maravillosa TvTropes para estudiarlos), asegúrate que tus partidas los incluyan. 

Que las acciones de los personajes provoquen reacciones y éstas reacciones, consecuencias.
Una discusión para otro lugar y momento es si los juegos de rol deberían o no contar historias. Lo que es importante, más allá de que tu partida o campaña cuente o no una historia, es que durante la misma los personajes (y sus jugadores) tendrán elecciones que hacer y caminos que tomar. Asegúrate que todas esas elecciones y caminos tengan consecuencias o impacto en el mundo en el que juegan, aunque sólo sea una mención. Tus jugadores lo agradecerán.