miércoles, 29 de julio de 2015

Crónicas de la alianza rebelde de A Lanzada (I)

 Hoy, sexto día de Leo del año 832 de la Era de Piscis, 28 de Julio del año de nuestro señor de 1330 la Quaesitor Laia de Ortigueira de la casa de Jerbiton de la Orden de Hermes, ha servido de testigo y firma del Juramento de Alianza de la alianza de A Lanzada, fundada por Lucas de Escairón de la casa de Criamon de la Orden de Hermes, que adquiere el rango de Bonisagus de la Alianza. Firman y comparecen como miembros de la misma tanto Laia de Ortigueira de la casa de Jerbiton de la Orden de Hermes como Lucas de Escairón de la casa de Criamon de la Orden de Hermes junto a Chuvasco de la casa de Bjornaer de la Orden de Hermes, Xan de Solovio de la casa Flambeau de la Orden de Hermes y Celso de Poio de la casa Mercere de la Orden de Hermes, boina roja y emisario de la Alianza.

La jóven Quaesitor Laia de Ortigueira.

Hoy también se declaró dicha alianza en rebeldía frente a los magos de la Alianza de la Estrella y la Luna de la ciudad de Madrid y Reino de Castilla liderados por Darío de Vedra de la casa Tytalus de la Orden de Hermes.
La alianza de A Lanzada no renuncia a su posición dentro de la Orden sino que acusa a Darío de Vedra de la casa Tytalus de la Orden de Hermes de infernalismo y otras aberraciones.

La alianza está ubicada en la playa de A Lanzada, en un saliente llamado Punta Lapa, al norte de la Ermita Da Lanzada. 
La alianza está compuesta por un total de 45 personas, siendo 5 magi, 5 grogs y 35 habitantes de la alianza.
Se trata de una gran mansión con un torreón en una de sus esquinas. Construida con cimientos pétreos y hecha del mismo material del acantilado, son famosos sus autómatas de latón que la protegen.
Los autómatas de latón y sus ballestas mágicas.

Es famosa la alianza también por el licor que se produce en sus bodegas, un negro y viscoso elixir de propiedades asombrosas y por la lealtad de sus habitantes, que ha sido puesta a prueba innumerables veces. Es sabido que la alianza es refugio de descastados, criminales que buscan redención, hijos o hijas no deseados de nobles menores, bastardos e incluso se sabe que la propia Laia de Ortigueira es una Noble portuguesa refugiada que escapó de su ciudad natal de Alter do Chão cuando el ejército castellano la redujo a cenizas.
La alianza se sitúa en un terreno que, aunque cultivable, no tiene fuentes de agua potable naturales, característica que, junto a una serie de extrañas coincidencias sobre propiedades, le permite no estar gobernada bajo el feudo de noble alguno. 
De hecho, se dice que la presencia de Dama Laia ha permitido que, intramuros, las mujeres y damas de la alianza tengan derecho al voto.
Su situación costera privilegiada le permite ser el foco de varios contrabandistas de la zona, que mantienen una red de informadores para los magi. Además, la alianza cuenta con la Carabela do Falcón. Una de las más veloces carabelas jamás construidas en los astilleros de Iberia.
Su ubicación es ligeramente inaccesible debido a la pronunciada pendiente y el hecho que la esquina del torreón da directamente sobre el mar. 
La línea Ley de Stonehenge pasa, mar adentro, a pocas leguas de aquí, lo que produce en ocasiones monstruos marinos y otras aberraciones que azotan a la alianza.
El Aura mágica de la alianza se sitúa en una cueva natural a pocos metros bajo su torreón, quedando centrada en dicho torreón, en cuyo interior hay un pozo sin fondo que comunica con el mar. Es, de hecho, la propia marea la que trae a la alianza con la pleamar y bajamar, la vis (auram, aquam y corpus) que emerge del pozo. Para que dicha fuente de vis no decaiga, debe irse a la playa una vez al año y dar nueve saltos sobre las olas. Así mismo, este aura mágica tiene un efecto de dilatación temporal por el que en las estancias bajo sus efectos (el torreón y 4 de los laboratorios mágicos) pasa un mes mientras en el exterior de las mismas pasa un sólo día.