viernes, 27 de febrero de 2015

Apuntes para una partida de investigación.

En mi campaña habitual estamos ahora mismo en una partida de investigación. 
Eso me ha dado la idea de escribir este post que contiene algunos apuntes que pueden ayudar a quienes esteis diseñando o jugando aventuras de éste tipo.

Normalmente en las partidas de investigación, nuestros jugadores se encontrarán con declaraciones, indicios y pistas que les lleven de cabeza a las pruebas que necesitan para resolver con éxito el puzzle/desafío/caso que les planteamos.

Pero hay varias cuestiones que, sorprendentemente siempre se dejan en el tintero y que, personalmente, siempre me han dado muy buenos resultados cuando las uso en partida.

La primera de éstas cuestiones es la validez legal de una prueba.
No todas las pruebas tienen una validez legal. Y son especialmente inválidas aquellas pruebas cuya validez es susceptible al paso del tiempo, al estado de ánimo o a la subjetividad de una persona. 
Por ejemplo, el color del pelo de una persona deja de ser prueba válida en cuanto cabe la posibilidad de que en el día de autos (es decir, el día en el que se cometió el crimen) dicha persona se tiñera el pelo. Una foto de la persona del día del crimen con el pelo del mismo color que el autor del hecho, puede ser prueba válida, pues aunque pase mucho tiempo la prueba sigue existiendo. 

La segunda cuestión, un poco más enrevesada, sería si la prueba es concluyente. Volviendo al caso anterior, que el sospechoso tenga el mismo color de pelo que el autor del hecho no es concluyente, por lo que aunque la prueba sea válida, puede no ser admitida. 

En tercer y último lugar además de ser una prueba concluyente y válida, debemos también prestar atención a si se trata de una prueba circunstancial. Es decir, si la prueba depende directamente de alguna circunstancia. Una prueba perfecta estará libre de las circunstancias que la rodean y será inmune a cualquier ataque a su veracidad que se lance. La mejor forma de blindar pruebas es aportar otras pruebas para que en su conjunto arrojen una verdad ineludible, pues es muy raro que una prueba por separado sea concluyente. 

Si nuestra campaña es una campaña de investigación (y no solo una partida suelta) podemos jugar con todos estos factores para hacer que un caso cerrado vuelva a abrirse a la luz de nuevas pruebas. 

Especialmente curioso es el caso de L5R, por citar un ejemplo, juego en el que podemos hacer mil diabluras con las pruebas, pues solamente se consideran válidas las pruebas que han sido respaldadas por el honor de un testigo (y recordemos que en el Orden Celestial a mayor status en dicho orden, mayor honor personal). 

Como siempre, espero que estos apuntes os hayan servido.
¡Stay tuned!